¿Comprar obra en el pozo?...socios del reloj!



En la Argentina K, los tiempos se cuentan de una manera distinta, se usa un reloj de cuenta regresiva que marca la deadline (¿el proyecto tiene los días contados?). Si supera esa línea, el riesgo se incrementa, es peor que un medicamento vencido.
Del 2005 al 2007 un proyecto de inversión en Argentina no debía ser superior a 18 meses de exposición, superado ese plazo se entraba en el cono del riesgo sin premio.

Antes de tomar la decisión de comprar en obra planteemos tres posibles escenas
El peor escenario, el escenario pesismista, aquél en que algún inversor se manque ( consecuencia de la recesión por ejemplo) en el medio de la construcción y abandone sus obligaciones, esto suele provocar un efecto dominó y el proyecto se ralentiza o detiene.
El escenario dudoso o del mediano plazo. Aquél de vencimiento entre 6 y 12 meses para la entrega, será de vuelo a ciegas, pleno de incertidumbre y zonas negras. ¿Cuáles serán las condiciones del mercado al terminar la obra e intentar colocar el producto?.
El escenario posible, el recomendado, comprar con entrega inmediata, máximo 3 meses y mucha claridad en los papeles. Si es fideicomiso mejor, pero que el fiduciario nos muestre el estado contable.
En momentos de poca claridad y desmadre institucional y jurídico se debe asociar al tiempo como variable de alto riesgo que impacta en los resultados.



Bookmark and Share

  1. gravatar

    # by To Visit My - 8:59 a. m.

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.