Augurios Incumplidos


El mercado nos sigue acompañando en las predicciones. En la Argentina no hay desplome de precios (al menos hasta estas Pascuas de 2009).
Si podemos afirmar sin cuantificar por falta de data aún, que se redujo de manera importante el ring de los teléfonos en las oficinas inmobiliarias a lo largo y a lo ancho del país con la consabida baja del volumen operado.

Las leyes de la macroeconomía informan que ante esta merma de cantidad, la curva de producto vendido, se corregiría con la adecuación de los precios solicitados por los propietarios (asking price), o sea el productor (constructor propietario) dispondría una baja para acercarse al valor aceptado por la demanda. Esto no se puso aún en marcha en éste mercado pues está inefeciente.
Ayer, sin ir más lejos, no podía descifrar las señales del mercado. Mi amigo M. que vende juegos electrónicos me confesaba que a veces debía vender sin ganancia o con una pequeña perdida sus consolas de juegos al sólo efecto de rotar el stock y conseguir cash para seguir dando la vuelta. (En realidad es un estratega sin saberlo, su pérdida era ni más ni menos una inversión para mantener su cadena de valor, principalmente a sus clientes de muchos años. No es ningún tonto.)
Frente al desconcierto llamé a mi amigo A., portfolio manager de una compañía multinacional de seguros de vida, quién me decía que las propiedades no caerán por un tiempo pues no hay alternativas, me dice “conservalas junto a PBR y Tenaris..”, mientras los escuchaba operar por otro lado con su trader. Agrega… “Palermo?..noooo!!! Eso es Puerto Madero II, firme a morir.” y se despedía mientras se lo escuchaba comprar papeles en no se que mercado chino ..
Efectivamente, lo de mi amigo M no pasa en este mercado de inmuebles Acá no hay renuncios. Veamos por que?
1- EL costo de salida es alto si sumamos honorarios inmobiliarios, gastos de escribanía, sellos e ITI (impuesto a la transferencia inmobiliaria)
2- Si se vende para recomprar otro inmueble otra vez los gastos, sólo se justificaría la recompra del inmueble por el 80% de lo vendido. De otra manera los gatos incurridos licuán el beneficio
3- No hay alternativa de inversión que mejore la seguridad y en momentos de crisis esta tiene un valor adicional.

Claro, descontamos que nadie necesita vender, ya hablamos reiteradamente que no hay deudas en el mercado inmobiliario.



Bookmark and Share