Créditos del Hipotecario sin letra chica


Habitualmente, los que estamos parados del lado del público ante el mostrador de un banco, bajo el cartelito que dice "Préstamos Hipotecarios" creemos que el dinero que nos presta el banco es el que fue depositado en otro mostrador por los clientes que colocan dinero en Plazo Fijos. El banco gana la diferencia de tasa entre una operación (tasa activa) y otra (tasa pasiva), esto que se llama spread o diferencia.


En términos generales y en plazos no muy largos, esto es así, los bancos se van fondeando y van prestando sus depósitos tratando de calzar entradas, salidas y encajes. Cuándo los plazos o los montos o ambos son muy importantes ya entramos en la ruta de la ingeniería financiera, donde se recurre a una serie de herramientas que van protegiendo (hedging) esa diferencia del factor más temido, la incertidumbre. El menú de herramientas es vasto y pleno de de complejidad.


En este camino existe, entre otras cosas la securitización de la cartera acreedora, la venta de la misma etc. Pero este no es un blog de finanzas, y lo que haga el banco que presta el dinero, poco le interesa al deudor.


Los jugadores de nuestro caso hoy, el gobierno nacional, el Banco Hipotecario, su cliente ANSES pletórico de pesos del sistema previsional y los tomadores de esos pesos a través de la línea de préstamos lanzada.


El organizador del juego es el gobierno nacional , atendiendo y entendiendo el vacío en materia de créditos en pesos a tasa fija y en una nada tímida jugada a 30 días de la elecciones de junio, anuncia este producto que apunta a cubrir ese vació, creyendo que sumaría un segmento (clase media sin vivienda propia) en las urnas


El tema de cómo prestar a 20 años a una tasa fija si el Plazo Fijo es más corto por ende su tasa a lo largo de 20 años es variable, se resuelve con un Crédito Swap que establece el originante con el Banco Central donde se hedgea por el diferencial de tasas (variables contra fijas). El mecanismo de cierta complejidad, desde este lado del mostrador, es moneda corriente en la técnica financiera entre bancos centrales. También en el ámbito privado de las corporaciones, las operaciones swap se han generalizado como un acuerdo entre dos partes por el cual ambas se comprometen a servir o a atender el pago de los intereses de una deuda concreta de la otra.


Al momento de detectar quien se beneficio con esta operatoria, no queda muy claro, más allá del netamente fin electoralista tal como lo mencionamos en nuestro post anterior.


Pareciera que para el BH, el principal objetivo será cobrar un fee por cada carpeta otorgada, vender un paquete de banca minorista (cuentas y plásticos) y su férrea línea de seguros de vida e incendio para deudor y propiedad respectivamente, lo cual no es poco.


Finalmente, quién saldrá a escena es un tiempo es la CHA Cédula Hipotecaria Argentina, que es el modo de securitización que utilizó exitosamente el BH hasta el 2007, donde lanzó su serie VII con total colocación a un corte del 100%.


Es plausible el sesgo de estímulo a la construcción que tiene la línea, es en ese segmento donde están las mejores condiciones para el tomador. Obviamente que entre la compra de un usado y la construcción o ampliación de una casa, este producto premia el valor agregado que genera la construcción


Pese a todo, el escenario de la inestabilidad y recesión genera mucho desaliento, pues fue pensado para pocos tomadores (clase media con buenos ingresos y estables), poseedores de terrenos para construir única vivienda y principalmente para el interior del país donde los costes de la construcción suelen ser más manejables.


El pasado miércoles una autoridad del banco me confesó que hay poca fe en cuanto al volumen de la colocación y que la normativa está llena de grises debido a la velocidad con la que tuvieron que salir.