Diversifica y reinarás


Aceptamos y reconocimos en nuestro post anterior que tras la mentada y meneada frase "ladrillo refugio de valor", hubo períodos de muy poca maridaje entre ambos, más bien grandes divorcios. Pero quién dijo que sólo hay que comprar inmuebles en la vida?

Desde el consejo del almacenero, quien recomienda no poner todos los huevos en la misma cesta, hasta el del Financial Advisor quien recomienda diversificar, sabemos que guardar los valores en distintos lugares atenúa el riesgo , cualquiera sea este, ya que los hay de variados tipos.

Pero el primero en descubrir la diversificación del riesgo relacionado con las expectativas de un mercado fue sin duda el casino. El término, entonces, no es un invento de las matemáticas financieras. Demos vuelta por un instante el tablero del casino, y pensemos que el dueño (la banca) es el inversor y los apostadores (clientes) los papeles (acciones). Pues bien, alguien conoce de un casino que se haya fundido? Noooo, el casino siempre gana. Pues diversifica su juego entre todos los clientes, es la banca contra cada cliente, y al igual que en los mercados tiene una ventaja que es la comisión que funciona a veces como un derecho y otras como protección (hedgear), por ejemplo en punto y banca hay descuentos y en la ruleta se protege en el cero y en algunos sistemas con un doble cero donde cada tanto todos pierden todo. No es todo azar parece!!.

Claro que para repartir o diversificar necesitamos cierta cantidad de riqueza, de manera tal que haya cantidad para poder alocarla en diferentes mercados donde cada uno tendrá diferentes riesgos, retornos y liquideces.

¿Que debería contener una cartera diversificada?. Primero deberíamos hacernos un autotest (ofrezco uno al pie) y poder evaluar que tipo de inversor es cada uno. O sea cual es la aversión o tolerancia al riesgo que tenemos y que renta esperamos de nuestros activos

Tras evaluar esto, deberemos listar que activos hay a nuestra disposición. Por cierto que en nuestros mercados hay muy pocos, y esto, entre otras cosas, nos hace recaer permanentemente en ladrillos. No es mi especialidad los instrumentos financieros, pero tenemos básicamente de renta fija, o renta variable y desde esto, un universo de alternativas. Pero si entrar en demasiada especialización el riesgo es lo que va definiendo a cada tipo de vehículo. También debemos saber de un mito que debe ser definitivamente alejado de nuestro archivo de prejuicios es aquél que dice que a mayor riego mayor beneficio. No es necesario, aunque muchas veces se da, hay posibilidades de aumentar el retorno sin incrementar el riesgo. La diversificación es una muestra.

Este no es un blog de finanzas puras, pero si sugerimos a nuestros seguidores que quieran incursionar en el tema que investiguen sobre la Frontera Eficiente de Markovits o portfolio de mercado, indaguen sobre riesgo sistemático o riesgo implícito, la free risk o la libre de riesgo etc . Y de a poco podremos concluir sobre cómo la adrenalina es una medida posible de riesgo (beta) cuyo primer síntoma es el estrés positivo que nos prepara para el ataque o para la huida. El resto del cuento lo escribirá cada uno (de los sobrevivientes…).

Para concluir este acercamiento al riesgo, podemos decir…repartir los huevos no es todo. No confiar en las canastas (pueden romperse) y ponerlos donde uno sabe y conoce.

Otro punto a considerar es la ubicación de esas canastas, si es un activo inmobiliario, no es lo mismo en Miami que Montevideo y si es un activo financiero no es lo mismo NYSE que la BCBA.

Sobre estos dos últimos puntos volveremos, pues aquí se enraíza una de las razones por las cuales el inversor no profesional siempre compra inmuebles antes que otros activos desconocidos




¿CUÁL ES SU TOLERANCIA AL RIESGO?